Etiquetas

, ,

Sonsoles de Icaza y León, fue una de las más bellas y elegantes aristócratas del Madrid de la posguerra, famosa por su gran estilo se vestía exclusivamente de Balenciaga, de quién fue gran amiga.
Ambos se conocieron de una forma bastante particular, mientras Sonsoles estaba embarazada de su primera hija, fue a EISA, los talleres de Balenciaga en Madrid, donde adquirió un traje chaqueta, al llegar la hora de abonarlo, la marquesa exigió que le realizaran un descuento en la prenda, alegando que al estar embaradaza no podria utilizar el traje tras el parto, ante las negativas de las dependientas , la marquesa abordo a Balenciaga, que se encontraba en uno de los salones del local, tras explicarle el caso este le respondió ” ¿Por qué tendría que hacerle un descuento en el traje si yo no soy el culpable de su estado ?
A partir de ese momento empezaron una gran relación , Sonsoles se convirtió en su percha favorita, era perfecta para todos los diseños innovadores que creaba, esbelta y con 1,75 de estatura.
En alguna ocasión Balenciaga le llego a decir,
– ¿Cómo puedes ponerte ese modelo? pero sí es de pasarela” a lo que Sonsoles contestaba
-¿No lo has hecho tú?, pues es elegante y yo me lo pongo.
 La Marquesa son Yves Saint Laurent y los duques de Alba.
Imagen
La marquesa con su esposo el marqués de Llanzol, Francisco de Paula Díez de Rivera y Casares con quién se llevaba 20 años , junto a sus hijas Sonsoles y Carmen en la puesta de largo de esta última en 1962. Todas vestidas por Balenciaga.

Imagen

– Su hija Sonsoles en la puesta de largo de su hermana, actualmente Sonsoles es la presidenta de la Fundación Cristobal Balenciaga.

Imagen

– Una foto de familia en la que aparecen junto a Balenciaga.

Imagen

– La marquesa junto a Hubert de Givenchy en 1970

Imagen

Anuncios